ciatico

Dolor del Nervio Ciático

octubre 24, 2016 6:59 pm

El dolor del nervio ciático se refiere a los síntomas que genera una afectación nerviosa, en este caso específicamente del nervio Ciático, el más ancho y largo del cuerpo que tiene un amplio recorrido que va desde la espalda baja, la parte posterior de la pierna hasta la pantorrilla y pie, cuando se presenta el dolor, el nervio o su raíz se encuentra comprimido, irritado o sufre de algún tipo de pinzamiento.

Diversas causas pueden generar este padecimiento, entre las más frecuentes se encuentra la hernia de disco, que es una protuberancia o abombamiento de la sustancia gelatinosa del disco, la cual comprime la raíz nerviosa, otras de las causas son el estrechamiento del canal vertebral y el síndrome del músculo piriforme, que provoca la irritación del nervio ciático por encontrarse altamente contracturado.

Normalmente, la irritación del nervio ciático afecta un sólo lado de la parte inferior del cuerpo, el paciente percibe que el dolor se irradia desde la parte baja de la espalda y por toda la parte posterior de la pierna, dicho dolor de la pierna se siente mucho más intenso que el dolor en la parte lumbar.

Los síntomas más comunes son dolor constante que va desde los glúteos hasta la parte posterior del muslo y el pie y según la parte del nervio afectada también los síntomas se presentan en la planta del pie y los dedos. Se generan sensaciones de hormigueos, adormecimientos y debilidad muscular que dificultan mover la pierna, ponerse de pie o sentarse.

A pesar de que el dolor del nervio ciático varía según su causa, lugar afectado y algunas particularidades personales, la mayoría de los casos tiene un pronóstico muy favorable gracias al tratamiento fisioterapéutico.

La fisioterapia con sus distintas técnicas se concentra en liberar la compresión nerviosa, disminuir el dolor, eliminar contracturas y prevenir futuras molestias. Se incorpora además una serie especifica de estiramientos y ejercicios de fortalecimiento que estabilicen y protejan la columna vertebral, dichos ejercicios son enfocados en los músculos de la espalda, glúteos y abdomen, una vez que estos músculos se encuentren fortalecidos existirán menos probabilidades de alguna otra lesión.

Cuando el dolor ciático está en crisis, es probable que sean necesarios uno o dos días de descanso, sin embargo, no es recomendable descansar más de uno o dos días, ya que la inactividad o un descanso prolongado pueden agravar el dolor y es muy importante que un profesional oriente al paciente con relación a los ejercicios a realizar y el momento de comenzarlos.

La modificación del estilo de vida en cuanto a las posturas y cargas de peso es un complemento imprescindible para que el paciente se mantenga sin dolor, ya que cuidando las posturas al realizar cualquier actividad la columna se encontrará alineada y prevendrá futuras crisis o molestias.

 

Licda. Gabriela Salazar Pous

Cód. TF-1628

Deja tu Comentario

comentario

Categorizado en: